Dolor – Alicia Pahn

El mundo está enfermo. El dolor, el sufrimiento quedaron expuestos, al desnudo, y cuando esto
acontece se genera un impasse , una interrupción de la cotidianeidad, de la rutina, de los
automatismos que nos generamos, los que la sociedad nos impone y a los que el sistema nos
somete. Se frena la vida física, psíquica y social. Una concentración en el fenómeno doloroso,
una retracción de los que nos rodea y de los otros, del hilo narrativo.
Sabemos que no son temas nuevos. Sabemos de su existencia porque forman parte de la
esencia del mundo y del ser humano. Pero mientras no nos acechaban los naturalizábamos.
Había terremotos, huracanes, pestes que asolaban la tierra, zonas selváticas que se convirtieron
en desiertos. Pero estaban allá. Ahora todo está acá: la devastación que produce el cambio
climático, la escases del agua, su contaminación, poblaciones diezmadas por el hambre .
Ahora la Pandemia.
Por eso hablar hoy de dolor y sufrimiento es casi insoslayable porque además es inherente a
nuestra propia práctica. ¿Deja lugar esa interrupción, este impasse, al pensamiento?, o ¿solo se
llena de la urgencia para que desaparezca, para tratar de calmar el sufrimiento para que no nos
desborde la incertidumbre, el temor, los fantasmas de la mutilación, de la muerte? No es casual
la negación, la desmentida, la renegación como vendaje de lo que no se quiere ver o sentir.
Dolor y sufrimiento, conceptos que han sido divididos de acuerdo a su localización, física o
emocional, se ven aunados cuando una expresión común a ambos los acerca. Es un simple
sonido, una interjección que se expresa a veces casi silenciosamente, a veces solo gestualmente
y otras en un grito : es la interjección AY. Los lingüistas la han considerado como enmarcada
en un origen instintivo( es muy semejante de una lengua a otra ). A veces desvalorizando su
lugar en el vocabulario, o por el contrario la revalorizan en su función vocativa, en ser como
otras interjecciones, ¨síntesis de pensamientos¨al poner el acento sobre la comunicación, al
darle a una expresión verbal su connotación emocional o como la califica Brun Laloir ¨frase
–signo¨: frases no conceptuales, ilógicas e irracionales. No son palabras sino ¨palabras –frases¨
según Tesniere. Los signos de la lengua cumplen distintas funciones, y así es como las palabras
ordinarias denominan cosas, los números enumeran ,los pronombres indican, las interjecciones
como el AY , como el grito, señalan una presencia.
Si bien los estudios sobre estos signos linguísticos provienen de la antigüedad (Aristófanes .
Sofocles) , es en la tragedia griega donde el grito adquiere una importancia crucial en su
significación . L a tragedia griega es representativa del dolor humano y son los griegos los
primeros en hacer del dolor una cultura universal. La tragedia griega sería la primera forma de
catarsis colectiva (Mesnage). Este autor rescata el mundo sonoro de los griegos que se
desprende de los gritos interjeccionales de los personajes de las obras griegas, Persiguen una
¨fonología del destino¨. No solo estas interjecciones sino también sus silencios son
significativos. El ¨Pneuma¨, el ruido del aire que lleva el grito, el Ay como significación del dolor

y de la muerte .El sonido pasa a ser portador de sentido Los gritos provienen de un
desgarramiento tanto físico como mental de los héroes trágicos. EDIPO es uno de los ejemplos
clásicos donde ese grito desgarrador suma el sufrimiento físico al moral y emocional .De los
coros griegos provienen los gritos más desgarradores.(tbien Medea ,Antígona )
Lacan habla de holofrase para dar cuenta de cómo¨ hay frases expresiones, que no pueden ser
descompuestas y que se refieren a una situación en su conjunto´. Holofrase aparece como
termino en la literatura en el año 1866 y es definida como frase gramatical en la que la frase
entera se halla aglutinada en una palabra . Palabra o frase que vale por su totalidad y para est
nada mejor que su ejemplificación con la interjección , giro lingüístico que puede emplearse
aisladamente o entre dos términos de un enunciado y de alto valor expresivo. Puede tener
valor de llamada , de enojo, de dolor. Como un grito o mejor, como un pedazo de cuerpo que se
interpone en el discurso. Son enunciaciones puras, sin sujeto, y así como la fantasía y el sueño
se constituyen a partir de cosas vistas u oídas , también estas quedan condensadas en aquellos
elementos macizos y extraños como son las interjecciones. Están íntimamente ligadas a la
necesidad y también por eso su ligazón con el cuerpo. Como si quisiera sintetizarse con la más
mínima expresión todo lo que el diccionario significante todavía no alcanzara a extender en
sujeto, verbo y predicado. También la necesidad de economizar una expresividad que requiere
de una via veloz, urgente. No hay tiempo para el dolor. Tendría característica de indicio para el
lenguaje semiótico, de signo (Pierce). Un AY! que queda a veces en una llamada interior para el
que padece y en otras es un despliegue exhibicionista de órganos y emociones violentas que
muestran una intimidad sin pudor. María Magdalena o las lloronas ilustran ese dolor infinito,
lacerante del desconcierto , escenificando lo incomprensible de la pérdida. del dolor y de la
muerte . Y así como los jeroglíficos también requieren ser descifrados y necesitan de una
lectura especial porque lo que llí queda aglutinado tiene sus propias reglas gramaticales,
lingüísticas. Freud las dedujo para sus teorías del sueño y las formaciones inconcientes. Lacan
las plantea para el efecto holográfico como solidificación del primer par de significantes que al
compactarse hacen de tapón e imposibilitan la movilidad de la cadena. Queda en un registro
límite ,en la periferia. El sujeto queda en una relación especular con el otro y su necesidad es
expresada en el grito, en el AY!, de manera deformada en tono de demanda .La holofrase no
puede descomponerse como la condensación y se opone a la metáfora porque no es una
estructura de sustitución de significantes.
Ese AY! es puro sufrimiento y sufrir etimológicamente significa AGUANTAR ,SOPORTAR.
Aguantar el que sufre y aguantar al que sufre. La imagen de Gritos y Susurros , la película de
I.Bergman, que reproduce La Piedad de M. Angel lo ilustra. El AY! muestra la impotencia del
decir , del pensamiento y recurre a lo gestual, a la mímica en el rostro , a las contorsiones del
cuerpo. Sin embargo , al producir el dolor un repliegue sobre si mismo se pierde la capacidad
de que algo apunte fuera de si. Desaparece el mundo como horizonte de representación al

tiempo que se produce la separación del otro. El que sufre siente que es el único, nadie puede
entender su dolor. El otro es visto ,por momentos, casi como un enemigo. De ahí, a veces, la
hostilidad con su familia ,su entorno de cuidado. Surge el sentimiento de haber sido elegido
para sufrir : porque a mí?
Esta es la pregunta que le hace Job a Dios en el Antiguo Testamento cuando éste lo somete a
terribles tormentos para que dé prueba de su fidelidad inquebrantable, ¿Porqué a mí? L a
respuesta es la Fe o es uno de los tantos misterios de la vida. El que sufre hace del azar, del
acontecimiento un destino y busca un significado al porqué.
Ese AY! cuestiona, interroga, apela a otro en su amor y en su saber. Hay un mito y como todo
mito merece ser pensado en cuanto a su valor, su significado y su vigencia y es le mito que del
sufrimiento se aprende. ¿Qué enseña el dolor? Si el dolor produce una retracción del si mismo
( soy mi propia herida ), si se suspende la dimensión representativa, si se produce una
separación con el otro, ¿Qué se aprende? Los cuestionamientos: ¿Por qué a mí ?, ¿Por qué a mi
hijo? , ¿Hasta cuando? Tienen una respuesta de enseñanza o solo de alivio? , ¿Es una herencia
religiosa?¿ Es el sentimiento de estar vivo? ¿Es el privilegio que pagamos porque nos da la
dimensión corporal de la existencia? .¿ Podrá esta interrupción del presente dañado, repensar
el pasado y proyectar futuros posibles diferentes? Qué podrá enseñarnos?
ii)
Este AY que aglutina lo físico, lo psíquico ,lo gestual nos muestra que esta disección ,en muchos
momentos, limita nuestras acciones en función del alivio a tanto dolor.
Ya hemos visto (M. Faveluckes) como a lo largo de la historia mente – cuerpo han corrido por
caminos paralelos en determinadas épocas y en otros se han entrecruzado en un vínculo que
ha generado diferentes efectos. Ya Platón y Aristóteles tenían diferentes miradas respecto a su
vinculación o separación pero el dualismo cobra fuerte dimensión con Descartes a partir del
s.XVII y que llega hasta nuestros días y si bien otros pensadores lo han cuestionado, Spinoza va
a sostener lo contrario en su misma época, aunque la marginalidad a la que fue condenado
hace surgir sus ideas con fuerza en los últimos tiempos
Spinoza sostiene que hay una única sustancia con infinitos atributos de los cuales conocemos
dos modos de expresión que son el alma y el cuerpo pero que ambas son una misma cosa.]
Spinoza habla del apetito, de la necesidad de desear, no desde la ausencia como lo planteará
Lacan sino desde la conciencia. Propone a los filósofos un nuevo modelo: el cuerpo y las
pasiones. Dice ¨No sabemos lo que el cuerpo puede…¨plantea como desafío para hablar de la
conciencia , de la voluntad, de los movimientos posibles del cuerpo , de cómo dominarlo.
Una de las tesis que hacen al pensamiento de Spinoza tan distintivo y peculiar es la doctrina
conocida como PARALELISMO, en la que funda una distinción con el pensamiento cartesiano y
toma ,entre muchas otras cosas, la negativa de cualquier relación de causalidad real entre

espíritu y cuerpo y prohíbe cualquier primacía de uno de ellos sobre el otro. Para DESCARTES
cuando el cuerpo actúa el alma después padece y el alma no actúa sin que el cuerpo después
padezca( Tratado de las Pasiones. Regla de la relación inversa)
Para SPINOZA en la ETICA acción y pasión se dan simultáneamente en cuerpo y alma. Cuando
toma el cuerpo como modelo lo que quiere mostrar que el cuerpo supera el mismo el
conocimiento que de el se tiene y que el pensamiento supera en la misma medida la conciencia
que se tiene de él. Se busca la adquisición de un conocimiento de los poderes del cuerpo para
descubrir paralelamente los poderes del espíritu que escapan a la conciencia.
Pero el pensamiento cartesiano fue ganando la apuesta hasta nuestros días. Se podría pensar
que fue una concesión de la ciencia a la iglesia para separar el cuerpo ( y sus lujurias) del
espíritu , de lo emocional. Esto no solo fue fecundo para la iglesia sino también permitió , por
otro lado, ahondar en los estudios del cuerpo con múltiples descubrimientos que dieron lugar a
investigaciones muy fecundas desde lo biológico, genético, medico y farmacológico. También
posibilitó ,como contrapartida, el surgimiento del psicoanálisis y todos los estudios y avances
para la salud mental desde otras teorías y prácticas . Pero esa brecha se fue ampliando cuando
el poder médico., universitario e institucional fue instalándose en cada una de estas áreas y el
neoliberalismo fue transitando por esa grieta y a logrado que ingresen cada vez con mayor
fuerza las leyes del capitalismo y el mercado con todos sus vehículos : desde la gran industria
farmacológica, las medicinas alternativas, las religiones diversas. Con esto no quiero
menoscabar de ninguna de ellas su importancia y su valor en la medida que acerquen
herramientas que alivien el dolor –sufrimiento, ni la espiritualidad que conllevan las creencias
que también permitan sobrellevar el padecer. EL tema es su afán lucrativo , cuando van en
busca de adeptos que compren y consuman sus productos, que anulen el pensamiento para
arrastrarnos con sus promesas de bienestar y felicidad, como el Flautista de Hamelin.

II) Sabemos que el dolor y sufrimiento están presentes como basamento en todos los cuadros
depresivos (y en la mayoría de los cuadros psicopatológico) y también sabemos de la magnitud
que ha ido cobrando la depresión con todas sus variantes y que se viene previendo un
aumento, no solo por la incidencia de la pandemia y sus consecuencias, sino porque ya se lo
preveía anteriormente como la pandemia del 2020 .Sin embargo, ahora desplazada por el Covid
en su prevalencia discursiva está aquí ,lanzándose al precipicio del dolor , la angustia y la
desesperanza, y por lo tanto debemos aunar conocimientos y esfuerzos para enfrentarla.
También porque nos encontramos con los límtes que cada una de las disciplinas en juego fue
encontrando en su capacidad de enfrentar los padecimientos mentales. Que esta pandemia no
nos tome desprevenidos.
Por eso me parece importante retomar ,como otros también lo están haciendo, conceptos

como los de multidisciplina, interdisciplina y transdisciplina que se hallan dentro de la teorías
de la Complejidad.
Las discusiones epistemológicas han puesto de relieve la confrontación entre el paradigma
cartesiano y el nuevo paradigma de la complejidad. También se ha transitado por la discusión
epistémica acerca de la separación, supuestamente abogada por la pretensión objetivista ,
entre sujeto y objeto . La discusión se ciñe sobre la perspectiva positivista que ha dominado la
forma de acercarse al conocimiento durante el último siglo.
Hay y hubo muchos investigadores de distintas disciplinas que trabajaron y trabajan para esto.
Edgar Morin es uno de ellos. Destaco en nuestra historia a Rolando García , científico argentino
que junto con Jean Piaget abogaron en el tema de los sistemas complejos y los equipos
interdisciplinarios.¨ Diálogos entre saberes ¨que llevan a abordar desde sistemas simples a
sistemas complejos y a los sistemas perversos ,llamados así porque se complejizan cuando se
los quiere modificar.
Sistemas complejos se denominan a aquellos sistemas cuyos elementos son heterogéneos
porque pertenecen a distintas disciplinas que interactúan entre sí de modo que son
interdefinibles y además tienen una mutua dependencia de sus funciones. La modificación de
una de ellas actúa en cadena y repercute en el resto.
Una misma problemática es analizada desde distintos ángulos, pero no separadamente. La
visión que tiene cada especialista debe interactuar con el resto o será una visión parcializada de
la misma.
Dice R. García : Una interdisciplina es cuando dentro de un equipo un miembro de una
especialidad es capaz de hacer preguntas a otro miembro de otra disciplina que ese otro no se
había formulado. Y agrega : Las grandes transformaciones se dan cuando se encuentran nuevas
preguntas para problemas viejos. No se trata(solo) de encontrar respuestas más adecuadas a
preguntas ya bien formuladas si no hay que poner en tela de juicio las preguntas mismas que
resultaron insuficientes o no alcanzaron a una solución integral.
Es importante la distinción entre estos conceptos: multidisciplinas, interdisciplinas y
transdiciplinas. Multidisciplina :es cuando cada una de las disciplinas actúa en forma
independiente sin que las mismas sean modificadas; interdisciplinas implican la co- producción
científica y no científica, la superación de la fragmentación disciplinar, incorporación de otros
saberes( Pluralismo epistemológico), democratización del conocimiento y de la toma de
decisiones. T ransdisciplinas : surgen cuando se logra un nuevo modelo conceptual, una teoría
o paradigma que marca un hito revolucionario en la ciencia o en la vida. Ejemplo de esto es el
psicoanálisis. Recordemos los recorridos de Freud para llegar a darle cuerpo ( valga el término)
a una nueva teoría que representa una ruptura epistemológica y es resultado de la decantación
de varios disciplinas en juego.
La transdiciplina no renuncia ni rechaza otras disciplinas . Todas ellas son flechas, como dice
Nicolescu, de un mismo arco, el arco del conocimiento humano.

E. Morín escribe: “Pensamos que en gran medida conocemos a través de nuestros órganos de
los sentidos , de la percepción. No existe un solo punto de vista, sino múltiples visiones de un
mismo objeto” y el ser humano, que como los ríos , nunca es el mismo, “es como un prisma con
múltiples caras “ y si además estamos nosotros mismos implicados ,y tampoco somos siempre
los mismos, no podemos soslayar la complejidad de nuestras intervenciones y la necesidad del
auxilio de otras disciplinas . Pensemos también en todos los problemas ignorados o vedados en
nuestras teorías, como el caos, la no linealidad, lo indecible, la incertidumbre, el azar, la
temporalidad, la emergencia etc , y los cambios cualitativos en la cultura ,cuando ésta ya no
alude al conjunto de costumbres y sistemas de convivencia ligados a una lengua y territorio
particular. La cultura se ha desterritorializado ( García Canclini) y su relación con el ambiente,
con el entorno biológico, también se modifica de acuerdo a sus cambios.
La teoría de la complejidad pone en discusión 1) a la ciencia influida por la física y la filosofía del
siglo XVII. 2) la necesidad del reconocimiento de la naturaleza histórica y social y contingente
del conocimiento . 3) discute la tendencia a la especialización disciplinaria y pone en relación a
la ciencia con la sociedad y la interacción con la realidad.
Es un sistema dinámico en el que el sujeto forma parte del mismo tanto como el objeto. Es un
enfoque no lineal cuyos resultados son a veces impredecibles Se trabaja enfrentando la
incertidumbre y la capacidad de tomar decisiones, a veces con resultados inciertos.
Debe haber un marco epistémico para la discusión interdisciplinaria, o sea una concepción del
mundo y valores de una época y cultura dada, de factores históricos, sociopolíticos , religiosos
y filosóficos de un lugar y tiempo específicos, Es una cosmovisión del mundo, de la naturaleza y
de la sociedad que condiciona el recorte de la realidad, tomando problemáticas y dando lugar a
explicaciones y encontrándose con lo que Bachelard denomina obstáculos epistemológicos o
sea obstáculos que nos impiden continuar con el acceso a nuevos conocimientos.
Oliver Sacks dice:” La primera barrera consiste en permitirnos descubrir ideas nuevas, crear un
espacio mental, una categoría con conexión potencial…darles forma conceptual ,alojarlos en la
mente, aún cuando contradigan conceptos, creencias y categorías que teníamos hasta ese
momento…” “Socavar las propias creencias y teorías puede ser un proceso muy doloroso,
incluso aterrador porque de manera conciente o inconciente nuestra vida mental se sustenta
en teorías a veces investidas con la fuerza de la ideología o de la religión.”
Einstein dejó en claro que una teoría no invalida ni desbanca la anterior sino que nos permite
recuperar nuestros viejos conceptos desde un nivel superior.” …Es como subir una montaña,
tener vistas nuevas y amplias, descubrir conexiones inesperadas entre nuestro punto de partida
y el entorno. Pero el punto de partida sigue existiendo y lo podemos seguir viendo aunque
parezca más pequeño por la amplia visión que nos da el ascenso “
No es cuestión ni de abroquelar cuerpo y mente como un bloque solidificado ni que no puedan
estudiarse separadamente, así como también las distintas disciplinas deben seguir existiendo.

Pero lo que importa, y más en este contexto por el que estamos atravesando, reconocer sus
límites, nuestros límites. Este es ,quizás, nuestro dolor. El encontrarnos con lo que no sabemos,
con lo que no podemos, enfrentados al dolor del otro. Que también ante nuestro dolor frente a
la incertidumbre, el desconcierto, los límites, los vacíos del no saber, no desmintamos ese dolor
que nos produce y que omnipotentemente nos encerremos en nuestras disciplinas. Reconocer
la complejidad de lo que debemos abordar y llamarnos a trabajar en conjunto con otros
saberes.
Que el dolor, el AY , ese grito, sea un llamado , una demanda a la participación colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *